La Mesa

La Mesa

Social lab por el acceso universal a una alimentación sostenible

La Mesa es una iniciativa que busca el trabajo conjunto de agentes que actúan en zonas aun inconexas del sistema alimentario en España. El objetivo es desarrollar soluciones escalables y con un enfoque sistémico, capaces de mejorar el acceso a una alimentación sostenible para las personas, en especial aquellas en situación de vulnerabilidad.

¿Por qué esta iniciativa?

ver documento

Participantes

ver documento

Menú

Un reto global

Mejorar el acceso a alimentos de calidad a toda la población, en particular a los colectivos más vulnerables, para proteger la salud del planeta y la salud humana.

Mejorar la conexión entre agentes que actúan en zonas aun inconexas del sistema alimentario.

La propuesta

Acelerar la transición hacia sistemas alimentarios de base agroecológica, diversificados, resilientes y justos.

Crear un social lab para sentar a la mesa a todas las partes implicadas y experimentar juntos con soluciones innovadoras.

Proceso

Resultados

Agenda común

Innovaciones codiseñadas

Aprendizajes

La confianza como requisito para colaborar

Plantear una transformación de sistemas complejos como el de la alimentación implica activar la inteligencia colectiva con un enfoque multidisciplinar. Tratándose de procesos tan abiertos, es necesaria una base de confianza previa entre las personas y organizaciones convocadas, ya sea por conocimiento mutuo o por reconocer en el otro un mínimo de visión compartida, para dar el paso de participar. De allí la importancia del diálogo y el intercambio de conocimientos para que actores que hasta ahora no habían coincidido en un espacio de trabajo generen confianza mutua y construyan una visión compartida del reto a abordar y sus posibles vías de solución.

¿Cómo lo hicimos en La Mesa?

  • Conformamos un grupo motor diverso buscando conectar zonas del sistema alimentario
  • Incluimos la voz experta de las personas usuarias
  • Ampliamos el grupo motor a medida que concretamos resultados

Agenda común, liderazgo compartido

En el sector social es frecuente la predisposición a compartir ideas, contactos o encuentros. El reto pasa por acordar una agenda de trabajo conjunto con una visión compartida del reto y posibles soluciones, así como crear un marco de acción común a corto, medio y largo plazo.

¿Cómo lo hicimos en La Mesa?

  • Construimos capacidad para innovar colectivamente
  • Estructuramos un proceso orientado a la obtención de resultados
  • Empezamos definiendo un reto concreto

Mantener vivo el proceso

Generar un espacio de trabajo conjunto como el propuesto por este social lab comporta algo más que poner en contacto a personas y organizaciones. Indefectiblemente requiere tiempo para respetar y acompañar los tiempos de maduración del grupo y sus cambios. Implica dedicación por parte de los participantes, así como de un rol de apoyo en la planificación, coordinación y dinamización del grupo, la constante sistematización de conocimientos y el seguimiento global del proceso y su redefinición si es necesario.

¿Cómo lo hicimos en La Mesa?

  • Acompañamos el cambio generado por el propio grupo
  • Realizamos actividades de acogida
  • Nos adaptamos a la falta de presencialidad

Combinar luces largas y luces cortas

El cambio sistémico implica pensar en el largo plazo, lo cual requiere tiempo e ir observando y poniendo en valor los pequeños cambios que hacen factible seguir avanzado. A la vez, necesitamos conseguir resultados tangibles y demostrativos que motiven la acción y ermitan reorientarla si es necesario. El reto pasa por ser capaces de trabajar a dos velocidades.

¿Cómo lo hicimos en La Mesa?

  • Buscamos el equilibrio entre construir desde experiencias existentes y la valentía de abrir camino
  • Codiseñamos iniciativas de otro modo improbables

¿cuánto sabes sobre el reto?

pregunta 1/10

  • A
  • B
  • C

Documentos

volver arriba